Llegan las navidades

Llegan las navidades

Llegan las navidades, una época del año especial, y más para los peques de la casa.

Y con la llegada de la Navidad, llegan también las listas de regalos para Papá Noel y los Reyes Magos. Estas listas generan muchas dudas entre los padres y madres, ¿dónde está el límite? ¿tendrán demasiado?

Hoy en día todo esto ha cambiado: vienen Papá Noel y los Reyes Magos, y además de pasar por casa también pasan por casa de los tíos, de los dos abuelos e incluso de los amigos, con lo que nuestros hijos e hijas se juntan con una montaña de juguetes que muchas veces no saben valorar.

¿Qué regalar? Cosas a tened en cuenta:

 

  • Debemos tener en cuenta el gusto y la edad de cada niño o niña. Debe ser adecuado a su edady desarrollo y no debemos caer en estereotipos de género.
  • Educativos sí, pero también divertidos. Los juguetes educativos siempre serán mejores, ya que fomentan la creatividad, la fantasía, la imaginación, la atención o la memoria, pero debe ser un juego en el que el niño o la niña se divierta. No olvidemos que el objetivo principal de jugar es divertirse.
  • Los juguetes deben ser segurosy estar siempre homologados.
  • Los juegos familiares, favorece las capacidades del niño y benefician la comunicación y las relaciones con la familia.
    • Los videojuegos son uno de los juguetes más demandados, no olvidemos controlar el contenido, recomendaciones de edad y el tiempo de uso. 
    • Juega con tus hijos. Involucra a tus hijos en la elección de futuros regalos, elaboración de presupuestos, así como educarles en un consumo responsable.
    • ¿Cuántos regalos debo hacer?

      • “El exceso de regalos el día de Reyes o Papá Noel sobreestimula a los niños y reduce la ilusión». Para ello es mejor escribir la carta (así evitamos los cambios de última hora).

       

      • Además de los juguetes, siempre es buena idea regalar libros.

       

      • Si se junta con muchos juguetes y hay algunos de años pasados que ya no usa, proponle regalarlos a ONG o a la Iglesia para niños que tienen menos.

       

      • La regla de las 4 R: 1. Algo que sirva para llevar (ropa, zapatos, complementos…). 2. Algo para leer. 3. Algo que realmente deseen. 4. Algo que realmente necesiten.

     

    “El exceso de regalos el día de Reyes o Papá Noel sobreestimula a los niños y reduce la ilusión»

     

    a

    aa

     

    «…no hay una guía determinada, cada familia tiene sus propias normas y limites, lo que debe imperar es la sensatez».

     

    Y, por último, no hay una guía determinada, cada familia tiene sus propias normas y limites, lo que debe imperar es la sensatez. Aprovechamos la ocasión para desearles una Feliz Navidad.

    Por Mireia Badenes Quiles

    Psicóloga y Orientadora Colegio Helios

    Música y Musicoterapia

    Música y Musicoterapia

    El 15 de noviembre se celebró el “DÍA EUROPEO DE LA MUSICOTERAPIA” y el próximo día 22, festividad de Santa Cecilia, todos los músicos celebran el “DÍA DE LA MÚSICA”.

    Es un buen momento para hablar de los beneficios que aporta la música y profundizar en las diferencias entre EDUCACIÓN MUSICAL Y MUSICOTERAPIA.

     

    «…hablar de música es más complejo y enriquecedor de lo que parece, es entender su importancia e influencia en el ser humano desde diferentes dimensiones.»

     

    HABLEMOS DE MÚSICA…

    La música provoca muchas reacciones en nosotros y su presencia nunca pasa desapercibida, siempre ha sido y será así. No importa la edad ni el lugar o momento, lo cierto es que el ser humano, desde su origen, ha tenido la necesidad de crear sonoridades, fabricar instrumentos musicales o celebrar rituales con ritmos y danzas. De ahí la importancia de incidir en que hablar de música es más complejo y enriquecedor de lo que parece, es entender su importancia e influencia en el ser humano desde diferentes dimensiones:

    • Personal– La música es energía que conmueve, evocando imágenes y sensaciones que nos construyen como personas.
    • Grupal – La música congrega a los grupos y les confiere una identidad como tales.
    • Social– La música expresa, dialoga, promueve la interacción con los otros.
    • Cultural – La música transmite una identidad cultural de generación en generación.
    • Universal – La música traspasa las fronteras del tiempo y del espacio.

    LA MÚSICA Y LOS NIÑOS

    La música enriquece la vida de los niños. Una experiencia musical adecuada les va a facilitar un desarrollo emocional, fisiológico y social equilibrado. Cantar, tocar instrumentos, descubrir nuevas sonoridades y maneras de expresión, ayudarán en su desarrollo evolutivo.

    Numerosos estudios revelan que la música refuerza el aprendizaje y progreso de las áreas del cerebro relacionadas con el lenguaje. Ayuda al desarrollo de las habilidades sociales, al aumento de la memoria, la motivación y a incrementar la coordinación a cualquier edad.

    Además de estos aspectos generales, en los que se evidencian los beneficios de la música como tal, conozcamos un poco más las diferencias entre el aprendizaje de la música o su utilización como terapia.

     

    «…la música refuerza el aprendizaje y progreso de las áreas del cerebro relacionadas con el lenguaje. Ayuda al desarrollo de las habilidades sociales, al aumento de la memoria, la motivación y a incrementar la coordinación a cualquier edad.»

     

    MUSICOTERAPIA

    La AMTA (American Music Therapy Asocciation) define la musicoterapia como:

     “La utilización científica de la música para mantener, restaurar o mejorar la salud física y psíquica de las personas. La intervención tiene que estar dirigida por un musicoterapeuta profesional en un entorno terapéutico, a fin de promover cambios en el funcionamiento físico, cognitivo, psicológico o social de las personas”

    La musicoterapia utiliza todos los géneros y estilos musicales que sean beneficiosos para el usuario. No existen “recetas musicales” aplicables a todos los casos, de ahí la importancia de la rigurosidad del proceso y la obligación de cerciorarnos de que es un musicoterapeuta titulado quien lo llevará a cabo.

    La música no es un fin en sí misma, sino que es utilizada como una herramienta a través de la cual se trabajan las necesidades del usuario. Es más, para recibir atención musicoterapéutica no es necesario tener ningún conocimiento musical ni se espera conseguir durante el proceso.

    EDUCACIÓN MUSICAL

    La educación musical es un proceso de enseñanza y aprendizaje que se lleva a cabo en diferentes ámbitos y con distintos objetivos. Se imparte, de manera general, en la enseñanza obligatoria y de manera específica, en centros de enseñanza artística como las escuelas de música o conservatorios. El alumnado se beneficia de los efectos transversales de la música a la vez que trabaja para lograr objetivos musicales e ir consiguiendo una formación específica a lo largo de los cursos según los contenidos marcados por el currículo.

    Los estudios musicales reglados se suelen comenzar a los 8 años y se realizan en paralelo a la enseñanza ordinaria, hecho que añade una sobrecarga lectiva a los estudiantes que muchas veces se infravalora o desconoce. Todos aquellos que logran compaginarlo, les gusta y finalmente deciden hacer de la música su profesión, obtienen la titulación superior después de 14 años (4 cursos de elemental, 6 cursos de profesional y 4 cursos de superior). Por tanto, los estudios musicales condicionan la vida, el desarrollo y el crecimiento personal. Se adquieren unos conocimientos y habilidades que van madurando con la persona y van contribuyendo a  formar futuros profesionales.

    «La música no es un fin en sí misma, sino que es utilizada como una herramienta a través de la cual se trabajan las necesidades del usuario. Es más, para recibir atención musicoterapéutica no es necesario tener ningún conocimiento musical ni se espera conseguir durante el proceso.»

    DIFERENCIAS ENTRE LA MUSICOTERAPIA Y LA EDUCACIÓN MUSICAL

    Veamos una síntesis de las diferencias más importantes:

    EDUCACIÓN MUSICAL

    MUSICOTERAPIA

    •      Realizada por un profesor de música.
    •      Su objetivo principal es enseñar una disciplina académica.
    •     La música es el fin.
    •      Es una enseñanza basada en un currículo determinado, aunque con posibles adaptaciones.
    •      Realizada por un musicoterapeuta.
    •      Su objetivo principal es terapéutico y funcional, no disciplinar.
    •      La música es el medio para llegar  a otros fines.
    •      Es una terapia basada totalmente en las necesidades del usuario.

     

    «En el día a día, en cada instante, la música y sus elementos están presentes aunque no siempre tomamos consciencia de ello.»

     

    ¿CUÁNDO Y CÓMO?

    Después de profundizar en estos aspectos sobre la música, la pregunta es: ¿Cuándo y cómo introducir la música como parte importante en nuestras vidas?

    En el día a día, en cada instante, la música y sus elementos están presentes aunque no siempre tomamos consciencia de ello. Imaginemos tiendas sin música para motivarnos a comprar, anuncios, programas televisivos y vídeos sin música programática escogida especialmente para lograr un efecto determinado en nosotros, películas sin bandas sonoras, navidades sin villancicos, fiestas populares sin los instrumentos tradicionales y un largo etc.

    La música constantemente está ahí, nos acompaña y condiciona a lo largo de la vida. Siempre es buen momento para sentirlo, tomar las riendas y llenarnos de su magia.

    Apréndela, utilízala como terapia o simplemente ¡Disfrútala! pero seamos conscientes de que una vida sin música no existe. Cada persona, cada momento, cada lugar… todos podemos dejar que la música enriquezca nuestra vida.

    Por Mª Carmen Santana Fariña

    Profesora de música y musicoterapeuta

    Colegio Helios

    Juego de palabras para divertir y para mejorar el habla del niño

    Juego de palabras para divertir y para mejorar el habla del niño

    Fuente: Los cinco lobatos

    Fuente: Mejor con salud

    Los trabalenguas, son útiles para ejercitar y mejorar la forma de hablar de los niños. ¿Quién no ha jugado alguna vez a repetir un trabalenguas con los hijos? Es un juego muy educativo y creativo. Los trabalenguas son una herramienta muy usada para mejorar la dicción de los niños, así como su memoria, al mismo tiempo en que se entretienen.

    Cómo jugar a trabalenguas con los niños

    Los trabalenguas son un juego de palabras con sonidos y de pronunciación difíciles, y sirven para probar tus habilidades.

    Son un juego que a la vez resulta terapéutico. Tienen un parentesco directo, al menos en cuestión de forma, a las rimas infantiles.

    Los trabalenguas se han hecho para destrabar la lengua, sin trabas ni mengua alguna, y si alguna mengua traba tu lengua, con un trabalenguas podrás destrabar tu lengua.

    Para jugar a los trabalenguas con los niños, comienza recitando lentamente cada frase y luego a repetirlas cada vez con más rapidez.

    Cuando uno se equivoca en la correcta pronunciación del trabalenguas, provoca una situación muy graciosa en todos.

    ¿Quieres aprender algunos trabalenguas para practicar con tus hijos?

    Recuerda que los padres son los principales y mejores estimuladores del lenguaje de los hijos. Así que….¡anímate! A tus hijos les encantará jugar a trabarse la lengua.

     

    Ejemplos de trabalenguas para jugar con los niños

    Pablito clavó un clavito. ¿Qué clavito clavó

    Pablito?

    Fuente: Fundación querer

    Los trabalenguas se han hecho para destrabar la lengua, sin trabas ni mengua alguna, y si alguna mengua traba tu lengua, con un trabalenguas podrás destrabar tu lengua.

    Erre con erre, guitarra;

    erre con erre, carril:

    rápido ruedan los carros,

    rápido el ferrocarril.

    El hipopótamo Hipo

    está con hipo.

    ¿Quién le quita el hipo

    al hipopótamo Hipo?

    Por: Profesoras de Ed. Infantil.

    Técnicas de estudio eficaces

    Técnicas de estudio eficaces

    «…el problema no son los métodos de estudio en sí, sino la forma en que se practican.»

    Las técnicas de estudio son un conjunto de herramientas que ayudan a mejorar el rendimiento y facilitan el aprendizaje. El alumnado debe conocerlas y utilizar aquellas que mejor se adapten a su forma de aprender. Para estudiar, hace falta voluntad, constancia y estrategias. El objetivo final será que los alumnos/as sepan autorregularse y ser autónomos/as en su aprendizaje.

    Los expertos/as opinan que es un error tratar de generalizarlas para las diferentes situaciones o personas, Por esta razón, se han desarrollado algunas investigaciones cuyo objetivo es analizar la eficacia de los recursos utilizados por los estudiantes.

    John Dunlosky, miembro del Departamento de Psicología de la Universidad Estatal de Kent en Ohio, analizó las distintas técnicas que se utilizan para estudiar y señaló que el problema no son los métodos de estudio en sí, sino la forma en que se practican. Según su estudio, los dos mejores métodos son los siguientes:

     

    • Distribuir el estudio en el tiempo: este método hace referencia a la preparación de un examen con mucho tiempo de antelación y de forma programada. Los estudiantes, por inercia, tienden a comenzar el estudio en las fechas próximas a los exámenes. Pero lo realmente efectivo es el fraccionamientodel estudio y del aprendizaje a lo largo del trimestre, asimilando así los conceptos de una forma mucho mejor y logrando, por lo general, mejores resultados. Estudiar la noche anterior conduce a una mala conservación de la información –se olvidan de casi todo, después del examen–, dice Dunlosky, pero al hacer más cortas las sesiones de estudio y bien distribuidas a través del tiempo, pueden aumentar las posibilidades de retener lo que han aprendido.
    • Practicar con exámenes. Además de los ejercicios o trabajos requeridos por la asignatura, se recomienda realizar tareas similares a las del propio examen o prueba.Suponehacer tarjetas didácticas de conceptos o palabras clave, o responder preguntas al final del tema. De este modo lo que hacemos es organizar nuestros conocimientos, ver los conceptos en los que tenemos más dificultades y nos ponemos en una situación de “simulación de examen” que nos prepara mentalmente para el examen real.

     

    «Pero para aprender a estudiar no basta con conocer las técnicas más eficaces, es necesario ponerlas en práctica.»

     

    Este trabajo de investigación también ha observado otras técnicas de estudio como:

    • La autointerrogación:preguntarse y tratar de explicarlo de la forma más detallada posible.
    • Mezcla de ejercicios:consiste en alternar diferentes tipos de ejercicios y materias con el objetivo de mantener el cerebro despierto y evitar el cansancio o la monotonía.
    • Autoexplicación y relación de conceptos:relacionar conceptos ya aprendidos con los nuevos, creando así estructuras conceptuales más complejas pero a la vez más só

    Estas tres técnicas de estudio han mostrado también buenos resultados pero se mantienen por detrás de la distribución temporal del contenido y de los ejercicios prácticos.

    Esto no quiere decir que las técnicas que hemos utilizado hasta ahora sean completamente inútiles. Subrayar, resumir y releer, en múltiples casos, colaboran a una mejor retención de los conceptos; pero si buscas maximizar tu tiempo, los ejercicios prácticos son más útiles.

    Además de las diferentes estrategias, las destrezas que más beneficios ejercen sobre  el rendimiento son:

     

    • Realizar pausas con frecuencia. Es recomendable realizar breves descansos con el objetivo de reducir la monotonía y el cansancio, lo que influye sobre la concentración y la productividad.
    • Establecer un hábito. Hace referencia a los momentos previos y posteriores, lo que ayuda a generar una dinámica en la que el cerebro se va preparando para la tarea. Eso ayuda a ir adentrándose en la dinámica de trabajo de forma progresiva
    • Evitar las distracciones. Es más fácil distraerse en los primeros minutos del estudio, por lo que se recomienda retirar cualquier elemento que pueda distraernos de nuestra tarea (teléfono móvil, televisión…).
    • Mantener un ambiente ordenado. El espacio de estudio debe cumplir una serie de requisitos para facilitar la tarea, un mismo lugar de estudio (lo que permitirá asociarlo con esta actividad), un asiento cómodo, una mesa adecuada y suficiente iluminación. También ayuda a una mayor concentración el orden de los objetos que nos rodean.
    • Realizar autoevaluaciones periódicas. La puesta en práctica de forma continua de lo aprendido permite conservar estos nuevos conceptos a lo largo del tiempo.

    Pero para aprender a estudiar no basta con conocer las técnicas más eficaces, es necesario ponerlas en práctica, diariamente, en todas las asignaturas hasta conseguir el hábito de aplicarlas con naturalidad. La combinación de teoría y práctica hará que mejore el rendimiento.

    Por María Carmen Muñoz Galcerán

    Psicóloga y Pedagoga.

    Jefa del Departamento de Orientación del Colegio Helios.